La historia del calendario occidental desde sus inicios

5/5 - (1 voto)
El calendario occidental

Hoy queremos compartir la interesante historia del calendario occidental desde sus inicios. Para algo que está designado a poner orden en nuestras vidas, realmente el calendario regional u occidental moderno tiene una historia bastante desordenada. Esto se debió a la contrariedad de coordinar las órbitas de los cuerpos celestes con los ciclos del día y la noche, así como el paso de las estaciones.

El año medido por la órbita de la tierra cerca del sol tiene precisamente 365,2422 días. En el espacio de un año, hay cerca de 12,3683 meses lunares. Las sociedades comúnmente trataron de asegurarse de que las mismas estaciones coincidan con los mismos meses.

Los calendarios antiguos de Mesopotamia , entre otras cosas, coordinaban los meses y las estaciones añadiendo meses complementarios cada cierto tiempo, un desarrollo llamado intercalación. No obstante, en algunos sistemas lunares, los meses tienen la posibilidad de cambiar durante las estaciones.

El calendario del sol de la vieja Roma otorga un lugar a nuestro moderno calendario occidental. El calendario juliano, aproximó el año del sol a 365,25 días y agregó un día cada 4 años.

El calendario juliano además nos dejó un legado de meses en raras posiciones. El mes de noviembre deriva del número nueve en latín, como producto de mover el comienzo del año de marzo a enero.

Se hicieron malabarismos con nuevos meses y nombres para que coincidieran con los mecanismos del poder. Agosto, entre otras cosas, transporta el nombre del emperador Augusto.

A medida que el imperio de roma avanzó hacia la edad media, el poder que dobló el tiempo con más triunfo fue el de la iglesia. Por ello, el comienzo del año podía cambiar bastante entre las sociedades medievales.

En ocasiones era el 25 de marzo se conmemora la aparición del ángel Gabriel a María y en otras ocasiones era el 25 de diciembre, el día acordado como el cumpleaños de Jesús. Otras veces, era en Pascua y ello ocasionaba que los años cambiaran de duración.

Fue a lo largo de este lapso que los problemáticos minutos y pico que no cuadraban tuvieran «su espacio». Las estaciones comenzaron a cambiar y esto tuvo implicaciones destacables para el calendario temático católico.

El Domingo de Pascua se programó para continuar al equinoccio de primavera del norte, pero mientras ese equinoccio empezó a retroceder en el tiempo, empezó a aparecer una distinción entre una Pascua «legal» decretada por el calendario y un equinoccio “natural”, es decir, el equinoccio que se podía ver.

A medida que la brecha se amplió, investigadores y teólogos se pelearon por reformar el calendario. ¿Debería omitirse un número de días del año, únicamente una vez, para realinear el tiempo legal y observable? Si es de esta forma, ¿cuántos?.

La pregunta se volvió especialmente intensa en el siglo XV con una sucesión de proposiciones de reforma del calendario que no pasaron la prueba o el respaldo político de los mandatarios de Europa.

Papa Gregorio XIII

Finalmente, el Papa Gregorio XIII reformó el calendario en 1582. Este nuevo calendario gregoriano, saltó del 4 de octubre de 1582 al 15 de octubre de 1582. Además, logró una mejor proximidad de la duración natural del año manipulando años bisiestos en un período de 400 años.

Por todo esto no es raro de alguna forma sentirse perdido en el tiempo… El calendario nos ofrece un mapa de las revoluciones cambiantes de las estaciones, la forma de nuestras vidas y los acontecimientos más importantes de la historia. La pregunta que siempre surge siempre es la misma; ¿podríamos mejorar el sistema del calendario gregoriano?.

El inconveniente de la reforma del calendario gregoriano es que los calendarios tienen relación con nuestras vivencias, hábitos, ritmo de vida o recuerdos. Llevar a cabo un cambio tan radical podría generar un auténtico caos en la humanidad.

Este artículo hace que nos cuestionemos si sería posible cambiar nuestro orden del tiempo sin tener que modificar el calendario, es decir, adoptar nuevos calendarios por estaciones como son los que usan muchas culturas nativas…

Si estás buscando calendarios personalizados baratos y personalizados te invitamos a que visites nuestra tienda. En ella encontrarás todo tipo de modelos y diseños sin duda al mejor precio.

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *