Los 10 días de octubre que nunca existieron en el calendario

5/5 - (1 voto)

Cuando se habla de calendarios, un pequeño error puede desencadenar un gran desfase a lo largo del tiempo. El calendario Juliano mejoró la precisión de su anterior, el republicano romano, pero a final de año seguía siendo más largo que el año tropical, llamado así porque es el tiempo que el sol tarda en volver a su posición original si se ve desde la tierra. Por ese motivo este calendario dejaba «colgando» un día cada 314 años.

El mayor problema existente es que ese error dificultaba calcular la fecha exacta de la Pascua. El concilio de Nicea decretó que el día tenía que caer el primer domigo después de la primera luna llena en el quinoccio vernal, así que el día finalmente fue el 21 de marzo.

Hubo muchas discrepancias entre la fecha del equinoccio vernal real y el concilio, y si hicieron algunas proposiciones a los Papas para hacer una reforma que se ajustara más. Ninguna de las propuestas se tuvieron en cuenta y aunque seguía siendo inexacto, el calendario Juliano siguió siendo el oficial en la iglesia cristiana.

Así pues, el Concilio de Trento aprobó en el siglo XV un decreto pidiendo al Papa que diera alguna solución para implementar un calendario correcto. Tardaron 20 años en dar con la solución más apropiada y poder ponerla en práctica. Finalmente fue el Papa Gregorio XIII quien promulgó una bula Papal que terminó llamándose Calendario Gregoriano.

Y al hilo del título que da pie a este artículo la anécdota fue que, debido a este cambio, desaparecieron 10 días del calendario en octubre de 1582 para que el equinoccio de primavera volvería a su fecha original: el 21 de marzo. De ahí surgen las palabras «10 días de octubre que nunca existieron». El mes no fue elegido por casualidad, ya que se pretendió que no coincidiera con ninguna celebración cristiana de importancia. Poco a poco la mayoría de los países fueron adaptando ese calendario a su vida hasta el día de hoy.

La cosa no terminó aquí y es que como decíamos al principio siempre existen desfases en cuanto a calendarios se refiere. Implementar un calendario es algo muy complejo y siempre surgen complicaciones. Lo que pasó es que los países de religión protestante u ortodoxa no aceptaron estos cambios y no quisieron adoptar este calendario. Esto hizo que la parte católica de Europa tuviera que saltar diez días por delante del resto de países protestantes. Sin duda debió ser curioso pasar de un país a otro y retroceder o avanzar 10 días en el calendario.

A partir del siglo XVII los países no católicos entendieron que el calendario Gregoriano era el más exacto, así que acabaron por adoptarlo hasta el día de hoy. Aún así hay ciertas religiones, sobre todo asiáticas, que actualmente se rigen por otro tipo de calendarios, pero eso ya es otra historia…

Datos curiosos e interesantes sobre los calendarios

5/5 - (1 voto)

Detrás de un calendario se esconden enigmas, secretos y anécdotas de todo tipo, por eso hoy en Calendariomesa.es queremos daros algunos datos curiosos e interesantes sobre los calendarios que sin duda os resultarán muy interesantes.

Como ya sabéis, un calendario básicamente sirve para organizarnos nuestros días, semanas, meses y años. Los calendarios regulan nuestra vida, nuestras fiestas, celebraciones y hechos históricos entre otras muchas cosas y su palabra deriva de la palabra en latín «calendarium», que quiere decir «libro de cuentas» o también «registro de intereses».

Tanto al sol como a la luna no les gustan los números enteros. Por ejemplo, al año de órbita de la tierra alrededor del sol es exactamente de 365,2422 días, que son en la luna 12,3683 meses. Por este motivo hay que hacer un ajuste con los años bisiestos y es que hay que asegurarse de que nuestra medición del tiempo es lo más exacta posible.

Quienes empezaron a utilizar los calendarios fueron los Sumerios ya en la edad del Bronce. Los meses de su calendario tenían 29 o 30 días y dependía de que la luna fuera llena o no. Igualmente siempre habían los mismos meses en un año: 12. Los egicios fueron los primeros que se sumaron a usar este tipo de calendario.

Muchos calendarios de Oriente se basaron también en este calendario ya en la Edad de Hierro. De él surgió el calendario Persa, el mismo que dio origen al calendario Hebreo.

El calendario conocido más antiguo del mundo se encontró en el año 2013 en Escocia y su datación es de 10.000 años aproximadamente. De hecho el calendario más antiguo de Europa se encuentra en este mismo país, my cerca de Croacia. Concretamente está plasmado mediante inscripciones en una vasija de cerámica.

En la Grecia antigua también existían muchos calendarios que se basaban en la luna y el sol. El más usado era el calendario de Atenas y era conocido como «civil» o atico», aunque los griegos crearon también otro tipo de calendarios, como por ejemplo el conciliar, metónico, olímpico o de estación.

La verdad es que en general los antiguos eran bastante serios ya que, por ejemplo, a nadie se le ocurrió crear calendarios con frases o calendarios para negocios. Esto no deja de ser curioso puesto que fueron ellos quienes sentaros las bases de nuestra forma de vida actual…

La mayoría de los calendarios antiguos eran también lunisolares y dependían totalmente de la alineación de los años solares y lunares. Esto se consiguió a base de años y años de observación del cielo, así como del legado de dicha información entre muchas generaciones.

El Rey Rómulo fue quien introdujo el primer calendario en Roma y sólo tenía 10 meses. Comenzaba en marzo y terminaba en diciembre. Su año lunar sólo constaba de 354 días porque los romanos pensaban que los números pares daban buena suerte, así que lo hicieron para que todos los meses tuvieran días pares. Por este motivo las estaciones no se sincronizaban y finalmente tuvieron que desister de este sistema.

Cuando Julio César llegó al poder instauró el calendario Juliano y, aunque era más exacto puesto que constaba de 365,25 días y añadía cada 4 años 1 día, el resultado no les convencía: 11 meses.

Finalmente y tras muchas reformas, fue el calendario Gregoriano el que se utilizó en prácticamente todo el mundo. Lo introdujo el Papa Gregorio XIII modificando el mencionado calendario Juliano. Lo que hizo fue básicamente dar espacio a los años bisiestos para que el año tuviera 365,2423 días.

Estados Unidos empezó a usar este calendario cientos de años más tarde, concretamente en el año 1752. Para esta fecha más de 10 países ya lo estaban usando, países entre los que se incluía Portugal, Alemania o Francia.

En Israel se creó el calendario Hebreo y también se basa en la luna y el sí así como en las matemáticas. Hoy en día aún se usa, sobre todo para los acontecimientos judíos religiosos.

Para finalizar, hubo una fuerte creencia de que el 21 de diciembre de 2012 sería el «Día del Juicio Final» y es que era cuando finalizaba el famoso calendario Maya. La realidad es que efectivamente esta información era cierta, sin embargo, los calendarios de los Mayas se basaban en ciclos y lo único que pasaba es que finalizaba uno y comenzaba otro nuevo.

¿Qué papel juega el calendario en el trabajo diario?

5/5 - (1 voto)

Si miramos hacia atrás en el tiempo cuando se empezaron a hacer los primeros calendarios, veríamos que se llevan usando desde hace más de 2000 años.

Esto quiere decir que la gente descubrió hace miles de años las estaciones y el tiempo. Se dieron cuenta de que afectaban a su vida diaria, ya sea en las cosechas, en la caza, etc., es decir, que las estaciones jugaban un papel muy importante en su supervivencia.

Con el tiempo los calendarios se perfeccionaron hasta que en el año 1582 se empezó a usar el calendario que conocemos y usamos hoy en día, el gregoriano.

Hoy queremos hablaros sobre que papel juega el calendario en el trabajo diario, además de en nuestra vida personal.

ESTAMOS MÁS CONCENTRADOS EN NUESTRO TRABAJO

Por mucha tecnología que tengamos hoy en día, el calendario de mesa personalizado sigue jugando un papel muy importante en nuestro trabajo y nos ayuda a concentrarnos. También hace que seamos más productivos y centrarnos en las tareas importantes. Cuando usamos un calendario programamos el trabajo diario y eso hace que evitemos distraernos aunque tengamos interrupciones constantes.

NOS AYUDA APRIORIZAR LAS TAREAS

Otro papel fundamental del calendario es ayudarnos a priorizar en nuestro trabajo y guiarnos sobre qué debemos hacer en primer lugar. Si no se priorizan las tareas podemos perder mucho tiempo y eso se traduce en una sola palabra: pérdidas económicas.

No hay nada como terminar tu jornada laboral con todo el trabajo hecho y de nuevo un calendario será la herramienta que te permita conseguirlo.

NOS RECUERDAN QUE DEBEMOS DESCANSAR

No todo va a ser trabajo ¿verdad?. Los calendarios también nos recuerdan que debemos hacer pausas, ya que si no hay descansos uno deja de ser productivo.

La verdad es que estamos tan metidos en nuestro trabajo que muchos días se nos olvida la importancia del tiempo libre para el ocio. Puede parecer una obviedad, pero para ser eficaz y sentirse bien es obligado hacer una parada diaria.

NOS HACE SER MÁS PRODUCTIVOS

La máxima productividad y el orden son las claves más importantes de cualquier trabajo o negocio. En este sentido, los calendarios nos pueden ayudar de dos formas.

En primer lugar, un calendario nos crea una rutina en nuestro día a día. Por ejemplo, nos solemos levantar a la misma hora todos los días y hacemos nuestros rituales antes de ir a trabajar.

Cuando llegamos al trabajo también suele haber una pauta de comportamiento muy parecida. Encientes el ordenador, revisas los correos electrónicos y te quitas en primer lugar lo más importante.

Para muchos el calendario en este sentido es fundamental, ya que nos ayuda a organizar las franjas horarias del día y esquematizar todo el trabajo pendiente.

La segunda forma de usar un calendario para ser más productivo es ir tachando de la lista todas las tareas diarias que tenemos. Este método te asegura que terminarás antes los trabajos pendientes más importantes. Si no tienes un calendario al final se te acaban acumulando tareas y lo sabes…

No cabe ninguna duda de que los calendarios con notas llevan mucho tiempo usándose y eso es por algún motivo. Si te gusta ser una persona organizada y que te cunda el trabajo, tu vida pasa por tener en tu mesa un calendario.

LAS 100 MEJORES FRASES PARA CALENDARIOS DEL MOMENTO

5/5 - (2 votos)

Los calendarios de mesa personalizados nos recuerdan a diario fechas señaladas e importantes. Si además personalizas tus calendarios con frase motivadoras, alegres o divertidas, tu vida no será tan aburrida y siempre tendrás un motivo para sonreír y reflexionar.

Precisamente por eso hoy queremos compartir contigo las 100 mejores frases para calendarios del momento, frases que te calarán hondo y que siempre puedes emplear en un momento determinado. Desde frases inspiradoras para cambiar tu forma de vida, hasta frases para celebrar tu cumpleaños o acontecimientos importantes, aquí tienes la recopilación de las mejores frases que hemos hecho para ti.

FRASES PARA CAMBIAR DE VIDA

  1. “Si me saliera con la mía, eliminaría enero del calendario por completo y tendría un julio adicional en su lugar”.
    -Roald Dahl.
  2. «Me celebro y me canto».
    -Walt Whitman.
  3. “El secreto del cambio es concentrar toda tu energía, no en luchar contra lo viejo, sino en construir lo nuevo”.
  • Sócrates.
  1. «Fue el mejor de los tiempos. Fue el peor de los tiempos».
    -Charles Dickens.
  2. » He sido consciente del tiempo que pasa… Y cuando la luz de la mañana entra a raudales te levantarás y lo harás de nuevo».
    -Jackson Browne.
  3. «No te dejes engañar por el calendario. Solo hay tantos días en el año como los que usas».
    • Charles Richards.
  4. «Te propongo un cambio: ama a tu abeja obrera. Celebra a los que trabajan sin quejarse… ¡ejecutando el plan!»
    -Nancy Lublin.
  5. “Árboles de Navidad recién cortados que huelen a estrellas, nieve y resina de pino: inhala profundamente y llena tu alma con la noche invernal”.
    — John J.Geddes.
  6. “La mala noticia es que el tiempo vuela. La buena noticia es que tú eres el piloto.
    — Michael Altshuler.
  7. “Saltan las lágrimas de enero y brotan por las mejillas de diciembre”
    ― Sanober Khan.
  8. «Estoy tratando de dejar una mayor parte de mi calendario abierto para las cosas espontáneas… y dejar que sucedan muchas cosas a medida que suceden».
    • Tyler Oakley.
  9. “Abril es una promesa que mayo debe cumplir”.
    —Hal Borland.
  10. «No espero a que el calendario me diga cuándo debo vivir la vida».
    • Gene Simmons.
  11. «Abrazo las imperfecciones y las celebro».
    • Kesha.
  12. “Cada día es un nuevo comienzo, la oportunidad de hacer con él lo que se debe hacer y no ser visto como un día más para poner en el tiempo.”
    – Catalina Pulsifer.
  13. «He sido un celebrante de Halloween… el día más importante del año, el punto de inflexión en el antiguo calendario pagano».
    • John Burnside.
  14. “Es un nuevo día, un nuevo mes, un nuevo año, pero no es un nuevo tú. Eres la misma persona lidiando con los mismos problemas que no puedes resolver arrancando la página del calendario”.
    ― Thomm Quackenbush, ‘Una criatura se estaba agitando’.
  15. «Les he dicho a mis hijos que cuando muera, suelten globos en el cielo para celebrar que me gradué… la muerte es una graduación».
    • Elisabeth Kübler-Ross.

FRASES DE CALENDARIOS Y ACONTECIMIENTOS IMPORTANTES

Con el ritmo frenético de vida que llevamos a veces se nos olvidan fechas muy importantes. A continuación compartimos contigo las mejores frases para que le recuerdes a tus familiares o amigos que los quieres y siempre estás ahí para ellos.

  1. “Los comienzos y los finales son simplemente parte de un viaje que tampoco se detiene”.
    ―Craig D. Lounsbrough.
  2. “En mi mundo feliz sé que va a ser un buen día… hoy es mi cumpleaños».
    • Madonna, ‘Canción del día de cumpleaños’.
  3. “¡Envejece conmigo! Lo mejor está por venir.»
    -Robert Browning.
  4. “El final del año no es ni un final ni un comienzo sino un continuar, con toda la sabiduría que la experiencia nos pueda infundir.”
    —Hal Borland.
  5. “Con alegría y risas, que vengan las viejas arrugas”.
    • William Shakespeare.
  6. “Porque las palabras del año pasado pertenecen al idioma del año pasado, y las palabras del próximo año esperan otra voz”.
    -TS Eliot.
  7. “Las cosas tienen su tiempo, incluso la eminencia se inclina ante la oportunidad”.
    ― Balthasar Gracian, ‘El arte de la sabiduría mundana’.
  8. “Cierro los ojos a los viejos fines. Y abre mi corazón a nuevos comienzos.”
    —Nick Frederickson.
  9. “La magia en los nuevos comienzos es verdaderamente la más poderosa de todas.”
    — Josiyah Martín.
  10. «Hay dos grandes días en la vida de una persona: el día en que nacemos y el día en que descubrimos por qué».
    • William Barclay.

FRASES PARA CELEBRAR EL CAMBIO DE ESTACIÓN

Cada estación del año tiene su encanto y así como unos prefieren el invierno, otros prefieren todo lo contrario; el verano. Sea cual sea tu estación preferida, aquí tienes las mejores frases para celebrar los cambios de estación.

  1. » Con qué suavidad se hunde su sol tembloroso ¡En el oeste de la naturaleza humana!»
    -Emily Dickinson.
  2. «Cuatro estaciones llenan la medida del año; Hay cuatro estaciones en la mente del hombre».
    • John Keats, ‘Las estaciones humanas’.
  3. «Los fuegos arden y las teteras cantan, y la tierra se hunde para descansar hasta la próxima primavera».
    —Cylde Watson.
  4. «Era uno de esos días de marzo en que el sol calienta y el viento sopla frío: cuando es verano en la luz».
    -Charles Dickens.
  5. «Santa tiene que llegar a la ciudad, haz que se dé prisa,… Corre, corre Rudolph porque estoy tambaleándome como un tiovivo».
    -Chuck Berry, ‘Corre Rodolfo Corre’.
  6. “Las próximas vacaciones nos dan algo que esperar ansiosamente”.
    -Jaime Kurtz.
  7. «No puedes cambiar las circunstancias, las estaciones o el viento, pero puedes cambiarte a ti mismo».
    -Jim Rohn.
  8. “Pequeña alegría y gran bienvenida hacen una fiesta alegre.”
    • William Shakespeare.
  9. “Pasa el verano y uno recuerda su exuberancia… Pasa el invierno y uno recuerda su perseverancia”.
    • Yoko Ono.
  10. «Necesito las estaciones para vivir al ritmo de la lluvia y el sol».
    -Sophie Marceau.
  11. «Vive cada estación a medida que pasa; respira el aire, bebe la bebida… y resignate a las influencias de cada una».
    • Henry David Thoreau.
  12. «Octubre es la hoja caída, pero también es un horizonte más amplio que se ve más claramente… las colinas distantes una vez más a la vista, y las constelaciones duraderas sobre ellas una vez más».
    —Hal Bourland.
  13. «¿Dónde están los cantos de la primavera?… No pienses en ellos, tú también tienes tu música».
    • John Keats, ‘Al otoño’.
  14. “La Navidad no se trata tanto de abrir nuestros regalos como de abrir nuestros corazones”.
    — Janice Maeditere.
  15. “Las hojas caen,… y el campo agrícola cambia lentamente de los algodones de verano a sus lanas de invierno.”
    -Henry Beston.
  16. » Y corres… Para alcanzar el sol Pero se está hundiendo, corriendo alrededor para venir detrás de ti otra vez «.
    • Pink Floyd.
  17. “La Navidad… es ternura por el pasado, valentía por el presente, esperanza por el futuro.”
    —Agnes Mae Pharo.
  18. «¡Delicioso otoño! …si yo fuera un pájaro volaría por la tierra buscando los sucesivos otoños».
    • George Eliot.
  19. “Las estaciones van y vienen. Tu objetivo principal debe seguir siendo el mismo”.
    • Cristina Imre.
  20. «Realmente espero que estés en camino con algo especial para mí en tu trineo… Santa, ¿puedes oírme?»
    • Britney Spears.
  21. «Las buenas temporadas comienzan con buenos comienzos».
    • Sparky Anderson.
  22. “En lo más profundo del invierno,… dentro de mí yacía un verano invencible”.
    -Alberto Camus.

FRASES INSPIRADORAS DIARIAS

Hay frases tan inspiradoras que son capaces de hacer reflexionar a una persona hasta el punto de cambiar radicalmente sus hábitos de vida. Pues esas son las que recopilamos en este apartado, prases motivadoras e inspiradoras que te harán seguir adelante aún en los momentos más duros.

  1. “La mayoría de los calendarios modernos estropean la dulce simplicidad de nuestras vidas al recordarnos que cada día que pasa es el aniversario de algún evento perfectamente poco interesante”.
    • Oscar Wilde.
  2. “El calendario avanzó; ¿porque no tu?»
    ― Steve Maraboli, ‘Sin disculpas tú’.
  3. «El mañana solo se encuentra en el calendario de los tontos».
    • Og Mandino.
  4. “La risa es una vacación instantánea”.
    – Milton Berle.
  5. «Ha llegado un nuevo día… esperando tanto para que venga un milagro».
    • Celine Dion, ‘Ha llegado un nuevo día’.
  6. «He estado en un calendario, pero nunca he llegado a tiempo».
    -Marilyn Monroe.
  7. «Empieza cada día con un pensamiento positivo y un corazón agradecido».
    • Roy T. Bennett.
  8. «El calendario impone un orden numérico en el tiempo. Hay una idoneidad natural en la celebración del Año Nuevo, una fiesta de números impuestos a las cosas, así como con los calendarios de Adviento».
    • Elif Batuman.
  9. «Cada día ofrece una razón para celebrar. Encuéntrala y experimenta la verdadera felicidad».
    -Amy Leigh Mercree.
  10. “Pero a mi espalda siempre escucho
    El carro alado del tiempo se acerca a toda prisa».
    -Andrew Marvell.
  11. “Viajar es hacer un viaje dentro de ti mismo.”
    • Danny Kaye.
  12. «Yom HaShoah es un día vital en el calendario judío, brindándonos un punto focal para nuestro recuerdo».
    • Jonathan Sacks.
  13. “Tiene que haber al menos un día del año para recordarnos que estamos aquí para algo más además de nosotros mismos”.
    —Eric Sevareid.
  14. “No solo cuentes tus años, haz que tus años cuenten”.
    • Jorge Meredith.
  15. «Todo lo que realmente quiero ser es libre».
    • Diana Ross
  16. “Cada persona es un libro, cada año un capítulo”.
    • Mark Twain.
  17. «Incluso antes de tener un asistente, mi calendario estaba codificado por colores».
    -Chris Hardwick.
  18. “Los mayores regalos que puedes dar a tus hijos son las raíces de la responsabilidad y las alas de la independencia.”
    • Denis Waitley.
  19. «Paciencia y entrega… no tiene reloj ni calendario».
    -Yolanda Hadid.
  20. “Todos los viajes tienen destinos secretos que el viajero desconoce.”
    • Martín Buber.
  21. “La gente entrará y saldrá… pero aquel cuyos pasos dejaron una impresión duradera es aquel al que nunca debes permitir que salga”.
    -Michael Bassey Johnson.
  22. “Apunta a terminarlo hoy. Porque es posible que mañana no aparezca en tu calendario”.
    ― Mwanandeke Kindembo.

FRASES DE CALENDARIO PARA CELEBRAR EL DÍA A DÍA

Cualquier día puede ser especial y tenemos que apreciar cada día como si fuera el último. Suena muy típico pero pasamos media vida (o más) perdiendo el tiempo con pensamientos negativos. Las frases que compartimos contigo a continuación harán que tengas otra visión de la vida y descubras esa energía positiva interior que todos tenemos.

  1. «No son los años de tu vida los que cuentan. Es la vida de tus años».
    • Abraham Lincoln.
  2. «Sé valiente. Toma riesgos. Nada puede sustituir la experiencia».
    • Paulo Coelho.
  3. “¿No ves que el sol brilla trayendo energías de amor?. Venid, pueblo mío, uníos”.
    —Sonia Dixon.
  4. “La aventura vale la pena.”
    • Aristóteles.
  5. «Vivimos de hechos, no de años, vive más quien más piensa y actúa mejor».
    • Aristóteles.
  6. «Vivir es cambiar la única celebración».
    • Bárbara Kingsolver.
  7. «Nos deleitamos con la belleza de la mariposa, pero rara vez admitimos los cambios por los que ha pasado…»
    • Maya Angelou.
  8. «Tienes que programar tu tiempo, incluso si no tienes idea de lo que vas a hacer con él».
    • Susie Bright.
  9. «Me gusta celebrar la temporada festiva, no tanto de una manera religiosa sino de una manera unificadora».
    • Michael McDonald.
  10. «Nos reunimos para recordar, para honrar a los que han muerto, por los veteranos que aún están a nuestro lado».
    • Greta Zwaan, ‘Recuerda’.
  11. “ La vida sólo puede entenderse hacia atrás; pero hay que vivirla hacia adelante”.
    • Soren Aabye Kierkegaard.
  12. «Para un cristiano, el Domingo de Pascua significa todo».
    • Bernhard Langer.
  13. «El ir y venir de las estaciones nos da más que otoños e inviernos».
    • Gary Zukav.
  14. «Celebra la idea de que no encajas… Mantente único».
    -Betsey Johnson.
  15. «De hecho, pongo tiempo y eventos familiares específicos en mi calendario para que ese tiempo precioso se dedique y se bloquee adecuadamente de cualquier trabajo que pueda intentar colarse en mi agenda».
    • Piedra Biz.
  16. «La Navidad es mi fiesta favorita».
    -Jonathan Scott.
  17. «Y ahora buenos días a nuestras almas despiertas».
    • John Donne
  18. «La muerte no tiene calendario».
    • Jorge Herbert.
  19. «Me encantan los viajes por carretera. Si no has hecho uno por un tiempo, es hora de poner un viaje en tu calendario».
    • Dana Perino.
  20. “El destino de uno nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas.”
    -Henry Miller.
  21. «Mi recuerdo favorito de las vacaciones fue estar sentado en casa viendo un montón de viejas películas navideñas con mis hermanos y mis padres».
    • Becky G.
  22. “El amor no tiene calendario en su reino; por lo tanto, no caduca y se mantiene siempre verde”.
    ―Ehsan Sehgal.
  23. «Mil años, mil más… Puede que haya vivido mil vidas, mil veces».
    • Sting
  24. «Siempre parece imposible hasta que se hace».
    • Nelson Mandela.
  25. “Llevo un elaborado calendario para mis personajes detallando en qué fechas sucede todo”.
    • María Semple.
  26. “Dos caminos se bifurcaban en un bosque, y yo… yo tomé el menos transitado”.
    • Robert Frost, ‘El camino no tomado’.
  27. «Tómese el tiempo para celebrar la quietud… y vea la alegría que el mundo puede traer».
    • Tony Curl.
  28. «¡Nunca, nunca, nunca te rindas!»
    -Winston Churchill.

Hasta aquí nuestro artículo con las 100 mejores frases para calendarios que existen esperando te sirvan de inspiración para que personalicemos tus propios calendarios.

La historia del calendario occidental desde sus inicios

5/5 - (1 voto)
El calendario occidental

Hoy queremos compartir la interesante historia del calendario occidental desde sus inicios. Para algo que está designado a poner orden en nuestras vidas, realmente el calendario regional u occidental moderno tiene una historia bastante desordenada. Esto se debió a la contrariedad de coordinar las órbitas de los cuerpos celestes con los ciclos del día y la noche, así como el paso de las estaciones.

El año medido por la órbita de la tierra cerca del sol tiene precisamente 365,2422 días. En el espacio de un año, hay cerca de 12,3683 meses lunares. Las sociedades comúnmente trataron de asegurarse de que las mismas estaciones coincidan con los mismos meses.

Los calendarios antiguos de Mesopotamia , entre otras cosas, coordinaban los meses y las estaciones añadiendo meses complementarios cada cierto tiempo, un desarrollo llamado intercalación. No obstante, en algunos sistemas lunares, los meses tienen la posibilidad de cambiar durante las estaciones.

El calendario del sol de la vieja Roma otorga un lugar a nuestro moderno calendario occidental. El calendario juliano, aproximó el año del sol a 365,25 días y agregó un día cada 4 años.

El calendario juliano además nos dejó un legado de meses en raras posiciones. El mes de noviembre deriva del número nueve en latín, como producto de mover el comienzo del año de marzo a enero.

Se hicieron malabarismos con nuevos meses y nombres para que coincidieran con los mecanismos del poder. Agosto, entre otras cosas, transporta el nombre del emperador Augusto.

A medida que el imperio de roma avanzó hacia la edad media, el poder que dobló el tiempo con más triunfo fue el de la iglesia. Por ello, el comienzo del año podía cambiar bastante entre las sociedades medievales.

En ocasiones era el 25 de marzo se conmemora la aparición del ángel Gabriel a María y en otras ocasiones era el 25 de diciembre, el día acordado como el cumpleaños de Jesús. Otras veces, era en Pascua y ello ocasionaba que los años cambiaran de duración.

Fue a lo largo de este lapso que los problemáticos minutos y pico que no cuadraban tuvieran «su espacio». Las estaciones comenzaron a cambiar y esto tuvo implicaciones destacables para el calendario temático católico.

El Domingo de Pascua se programó para continuar al equinoccio de primavera del norte, pero mientras ese equinoccio empezó a retroceder en el tiempo, empezó a aparecer una distinción entre una Pascua «legal» decretada por el calendario y un equinoccio “natural”, es decir, el equinoccio que se podía ver.

A medida que la brecha se amplió, investigadores y teólogos se pelearon por reformar el calendario. ¿Debería omitirse un número de días del año, únicamente una vez, para realinear el tiempo legal y observable? Si es de esta forma, ¿cuántos?.

La pregunta se volvió especialmente intensa en el siglo XV con una sucesión de proposiciones de reforma del calendario que no pasaron la prueba o el respaldo político de los mandatarios de Europa.

Papa Gregorio XIII

Finalmente, el Papa Gregorio XIII reformó el calendario en 1582. Este nuevo calendario gregoriano, saltó del 4 de octubre de 1582 al 15 de octubre de 1582. Además, logró una mejor proximidad de la duración natural del año manipulando años bisiestos en un período de 400 años.

Por todo esto no es raro de alguna forma sentirse perdido en el tiempo… El calendario nos ofrece un mapa de las revoluciones cambiantes de las estaciones, la forma de nuestras vidas y los acontecimientos más importantes de la historia. La pregunta que siempre surge siempre es la misma; ¿podríamos mejorar el sistema del calendario gregoriano?.

El inconveniente de la reforma del calendario gregoriano es que los calendarios tienen relación con nuestras vivencias, hábitos, ritmo de vida o recuerdos. Llevar a cabo un cambio tan radical podría generar un auténtico caos en la humanidad.

Este artículo hace que nos cuestionemos si sería posible cambiar nuestro orden del tiempo sin tener que modificar el calendario, es decir, adoptar nuevos calendarios por estaciones como son los que usan muchas culturas nativas…

Si estás buscando calendarios personalizados baratos y personalizados te invitamos a que visites nuestra tienda. En ella encontrarás todo tipo de modelos y diseños sin duda al mejor precio.

Los tipos de calendarios del mundo

¿Cuántos tipos de calendarios existen en el mundo?

5/5 - (6 votos)

Los tipos de calendarios del mundo

Los humanos llevan aproximadamente 5000 años midiendo el tiempo, siendo la edad de bronce el punto de partida. Actualmente existen varios tipos de calendarios en el mundo y la mayoría aún se basan en el año solar y las fases de la luna.

Hoy compartimos contigo un artículo muy interesante en el que hablaremos sobre cuáles son esos calendarios, en qué se basan y que cambios sufrieron hasta llegar a nuestros actuales calendarios de mesa.

Calendario Chino

El calendario chino está basado en el sistema lunar y solar. Cada año nuevo se marca en base a la posición de la luna y los meses empiezan cuando la está en luna nueva. Realmente en China se usa el calendario gregoriano pero para las festividades aún se sigue usando el chino.

Calendario Hebreo

Se conoce también como calendario judío y el calendario hebreo apareció sobre el año diez después de cristo. Los cálculos matemáticos reemplazaron el antiguo sistema, que era el de utilizar meses lunares y años en el calendario, agregando un mes cada tres años. De esta manera compensaban las diferencias.

A día de hoy es utilizado para las fiestas judías religiosas o para ciertos eventos de trascendencia.

Calendario Budista

El calendario Budista está basado realmente en uno más antiguo, que es el hindú. Es usado en el sudeste de Asia y calcula el tiempo que la tierra tarda en orbitar alrededor del sol, de ahí que se denomine calendario solar.

Curiosamente este calendario regional no se sincroniza con esa medida de tiempo y tampoco incluye años bisiestos. Por eso poco a poco se va desalineando a un ritmo aproximado de un día cada 100 años. Como en muchos otros calendarios es usado básicamente para los días festivos más importantes.

Calendario Japonés

Este calendario se viene utilizando como un calendario gregoriano desde el año 1873. Tiene nombres que marcan una era y en cada cambio de gobierno se usa una nueva.

Calendario Juliano

Si hay un calendario pionero ese es sin lugar a dudas el calendario Juliano (actualmente gregoriano). Está basado en los calendarios romanos y fue Julio César quien lo introdujo en el año 46 a.c. Es el primero que utilizó el modelo que actualmente usamos, que es el de 12 meses, 365 días y un día adicional en el mes de febrero cada cuatro años.

Calendario Musulmán Iraní

Durante 2000 años o más se lleva usando el calendario iraní. Antiguamente se conocía también como calendario Persa y ha sufrido diversas modificaciones por cuestiones religiosas o políticas. A día de hoy es el calendario oficial del país de Irán y comparado con el calendario gregoriano, su comienzo sería el 21 de marzo.

Hasta aquí nuestros post sobre la mayoría de tipos de calendarios que existen actualmente en el mundo esperando te haya gustado. En cualquier caso iremos ampliando la información de este artículo, ¡no te la pierdas!.

La ventajas de tener una buena organización – Aprende a organizarte

5/5 - (1 voto)

El secreto del éxito está en la organización

Tanto si tienes un negocio o empresa propia como si trabajas por cuenta ajena, es imprescindible tener una buena organización.

Realizamos muchas tareas diariamente y, pese a que la mayoría del trabajo está informatizado, parece que eso no es suficiente para estar bien organizado. Es más, si tu empresa no está bien organizada, el trabajo se puede acumular y perderás mucho tiempo que podrías ahorrarte si te organizas correctamente.

De ahí que insistamos tanto en el uso de calendarios de mesa, ya que es la forma más gráfica, sencilla, visual y económica de organizar cualquier tarea.

El tiempo vale oro y tener siempre a mano toda la información que necesites te ahorrará horas, y no solo eso, también muchos enfados…

Organizarte debería ser tu prioridad y hoy queremos compartir contigo algunos de los beneficios que tiene estar organizado. ¡Toma nota!.

REDUCE EL ESTRÉS

Trabajar de una forma desorganizada genera mucho estrés y el problema es que ese estrés se traslada a todo tu equipo. Cada vez son más las personas que sufren ansiedad y la falta organización es uno de los motivos que la generan. Por eso, es oportuno estudiar la organización de la empresa y reorganizar las tareas eficientemente. Esto aumentará tanto la satisfacción de los empleados como la productividad global.

MEJORARÁS TU GESTIÓN FINANCIERA

La organización es el pilar de cualquier negocio y sirve para tener un sistema financiero estable. No organizar la contabilidad puede generar un caos administrativo y eso se traduce en una palabra: pérdidas.

Por eso es imprescindible una buena organización para reducir los gastos y aumentar ventas. Existen multitud de cursos de educación financiera que te ayudarán a comprender mejor dónde estás fallando y cómo puedes organizarte para conseguir tus objetivos.

AHORRA DINERO

Tal y como te decíamos en el punto anterior, organizar tu gestión financiera te hará ahorrar dinero. Además, el extravío de documentos puede generarte no solo problemas económicos, sino también legales si hacienda decide hacerte una auditoría.

Archiva correctamente todas las facturas, comprueba periódicamente los ingresos, cuentas corrientes y todo lo relacionado con la entrada y salida de dinero. Sin duda esto te ahorrará muchos disgustos…

GANAS TIEMPO

Muchos empresarios (y sobretodo sus gestores) tiemblan a final de mes cuando hay que hacer balance. Esto se podría evitar fácilmente organizándose bien pero siempre solemos caer en la misma trampa y no hay manera de que cambiemos nuestros hábitos de desorganización.

Hacer las cosas correctamente realmente no cuesta más tiempo que hacerlas mal, es tan solo una cuestión de actitud. Podemos garantizarte que a lo largo del año ganarías muchos días libres si te organizaras de la manera correcta. ¿Te imaginas tener más vacaciones trabajando lo mismo pero más eficientemente?. Piénsalo.

MEJORA LA ATENCIÓN AL CLIENTE

La buena atención al cliente es una de las claves más importantes para tener un negocio próspero. Conocemos muchos negocios que han cerrado por culpa de su desorden y es que una empresa proyecta al cliente lo que vive internamente. Si hay orden y todo funciona correctamente esa será la imagen que le estarás dando a tus clientes. Sin embargo, una empresa con una organización caótica está abocada al desastre, no lo dudes.

Las ventas online son la mayor parte de la facturación actual de muchísimos negocios y un mal servicio ocasionado por falta de organización se paga caro. Todos sabemos que las famosas «reseñas» de clientes pueden hundir un negocio rápidamente, así que ten muy en cuenta nuestras palabras y ponte manos a la obra si crees que tu empresa no está bien organizada.

La satisfacción del cliente está vital para crecer rápidamente y debe mantenerse en el tiempo. Esto no significa ni mucho menos la frase que siempre oímos de «el cliente siempre tiene la razón». No lo dudes, si ofreces una buena atención difícilmente tendrás que lidiar con clientes enfadados. No importa que tengas una imprenta digital o un restaurante, si estás bien organizado y haces bien tu trabajo, el resto viene solo.